Contáctanos

Peña Grande México

(55) 8113 1046

(55) 8113 1047

Peña Grande Querétaro

(442) 312 10 05

  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • YouTube - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • YouTube - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
Buscar
  • Campamento Peña Grande

Beneficios de ir de campamento




Los beneficios de los campamentos escolares son muy amplios. Los niños tienen la oportunidad de convivir con niños de su edad y de disfrutar de momentos inolvidables. Se trata de una experiencia de aprendizaje emocional y educacional que sin duda repercutirá de forma muy positiva en su crecimiento y desarrollo personal.


Estos son solo algunos de los beneficios que los niños obtienen al ir de campamento:


1. Amistades y habilidades sociales


El campamento proporciona el entorno ideal para que los niños asuman nuevos retos sociales ya que tienen la oportunidad de convivir con sus amigos, compañeros de otros grupos, profesores y staff, en un ambiente distinto al escolar. Es así como en un periodo de adaptación casi inmediato, aprenden a tratar con gente nueva desarrollando sus habilidades sociales, explorando su independencia y mejorando su autoestima.


Stephen Fine, director de investigación de la Asociación de Campamentos de Ontario, asegura que: “el trabajo en equipo, la cooperación y la negociación son inherentes a la experiencia del campamento. Aumentan los niveles de confianza de los niños y su capacidad de enfrentarse a situaciones sociales. "Aprenden a tomar sus propias decisiones sin la ayuda de sus padres”.


2. Resiliencia y confianza


Otro de los beneficios de los campamentos se encuentra en el área de la inteligencia emocional. Esta competencia implica acciones como reconocer, comprender y controlar las emociones. Los niños aprenden a relacionarse, a interactuar con otras personas de manera positiva, a empatizar, y a conectarse con los demás.


Los campamentos alientan a los jóvenes a salir de su zona de confort a través de sus actividades. También “es enseña a enfrentarse al fracaso, a conocer sus limitaciones y descubrir áreas en las que pueden mejorar.


La diversidad de actividades de los campamentos permite a cada niño su oportunidad de tener éxito, ya que los retos se enfocan como desafíos que puedan superar.


3. Centrarse en el plano físico


Es complicado competir por la atención de los niños con la diversidad de dispositivos, aplicaciones y redes sociales que tienen a su alcance. Un estudio reciente de Statistics Canadá descubrió que sólo el 7% de los jóvenes de entre 6 y 19 años realizan el tiempo recomendado de ejercicio físico que necesitan.


Muchos campamentos, además de prohibir el uso de productos electrónicos, proporcionan una rutina diaria que implica levantarse temprano, hacer actividad física, tener comidas regulares y permanecer largos períodos al aire libre.


En los campamentos, el ejercicio físico está presente y disfrazado de diversión. Los niños aprenden lo que les hace sentir bien y contribuye a su bienestar. Los juegos y las diferentes actividades les permiten adoptar un estilo de vida saludable casi sin darse cuenta.


4. Déficit de naturaleza


A diferencia de otras generaciones, el vínculo con la naturaleza está ausente en la vida de muchos niños. “Pueden ser conscientes de los problemas ambientales, pero rara vez se aventuran a experimentar el mundo natural”, dice Richard Louv autor del libro, El último niño en el bosque.


Los niños necesitan la naturaleza para el desarrollo saludable de sus sentidos, para el aprendizaje y la creatividad. Una razón más para conectarse con aventuras al aire libre y alejados de las pantallas.


5. Valores de liderazgo


La confianza, la creatividad en la toma de decisiones y la comprensión del trabajo en equipo son algunas de las cualidades que comparten muchos líderes. Se necesita práctica para convertirse en un buen líder.


Moira MacDougall, directora de estrategias para jóvenes en el YMCA de Toronto, explica cómo en un campamento “a menudo tienes que confiar en tus compañeros de equipo para completar una actividad”. Se forma un vínculo dentro del grupo “y en ese proceso lo que esperas es que el joven aprenda a tener voz en el equipo, o a ser persuasivo”.


6. Continuar educando


Aprender es más que libros de texto y exámenes. Las experiencias y los comentarios guían a los niños en el desempeño de las actividades. Durante un campamento se refuerzan hábitos y conductas que los niños aprenden en la casa o escuela.


En la vida cotidiana quizá aunque saben "lo que deben hacer", no siempre lo ponen en práctica o lo hacen simplemente porque alguien les dice que "tienen" que hacerlo; en un campamento, motivados por la competencia o por el hecho de imitar las buenas conductas positivas que promueven los guías, los niños entienden que hábitos como lavarse los dientes, levantar los trastes de la mesa, ser respetuosos con los demás, etc. son cosas que no están peleadas con la diversión y lo terminan haciendo por elección; estarán tan ocupados divirtiéndose que ni siquiera notarán que están aprendiendo.


En conclusión, ir de campamento sin duda es una experiencia positiva en muchos sentidos y ayudará a tus hijos a desenvolverse de forma positiva en muchos aspectos que son fundamentales en su vida y en el futuro.

78 vistas